Emiratos Árabes Unidos pone en funcionamiento la central nuclear de Barakah, la primera del mundo árabe

Emiratos Árabes Unidos entró hoy en el club de países que utilizan la energía nuclear civil con la puesta en funcionamiento de una central en Barakah, la primera del mundo árabe.

Anunciamos hoy que Emiratos Árabes Unidos ha procedido, con éxito, a la puesta en servicio del primer reactor de la central nuclear de Barakah, la primera del mundo árabe», tuiteó el jeque Mohamed ben Rashed al Maktum, primer ministro de Emiratos y soberano de Dubai.

Es un momento histórico para los Emiratos en su objetivo de brindar una nueva forma de energía limpia a la nación», indicó por su parte Hamad Alkaabi, representante del país en el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

El funcionario de a OIEA se felicitó del «éxito» de la puesta en marcha de la instalación.

Las autoridades emiratíes anunciaron el 17 de febrero la autorización de puesta en marcha de la central tras varios ensayos y explicaron que la gestión estaría a cargo de Nawah Energy Compagny.

Esta compañía, fundada en 2016, explotará y se ocupará del mantenimiento de los cuatro reactores de la central.

Es una nueva etapa en nuestro camino hacia el desarrollo de la energía nuclear pacífica», dijo entonces Mohamed ben Zayed Al Nahyan, el príncipe heredero de Abu Dhabi.

La instalación fue construida por un consorcio liderados por Emirates Nuclear Energy Corporation (ENEC) y por el surcoreano Korea Electric Power Corporation (KEPCO) con un coste estimado de 24 mil 400 millones de dólares.

El primero de los cuatro reactores tenía que ser puesto en servicio a finales de 2017 pero la fecha fue postergada varias veces para satisfacer las condiciones legales de seguridad, según los responsables.

25% de necesidades del país

Cuando estén plenamente operativos, los cuatro reactores tendrán la capacidad de producir 5 mil 600 megavatios de electricidad, es decir cerca del 25% de las necesidades de Emiratos Árabes Unidos, un país rico en petróleo.

El Estado federal integrado por siete emiratos cuenta con una población de 9.3 millones de habitantes, de los cuales el 80% son extranjeros.