Durante este fin de semana se presentarán condiciones meteorológicas muy inestables en varios estados de la República Mexicana, además de que se prevén temperaturas altas.

Además, se recomienda tomar precauciones por posibles granizadas y formación de tornados en algunas zonas. En el norte y noroeste se presentarán vientos muy fuertes y posibles tolvaneras.

Un sistema frontal se extenderá sobre los estados del noreste y oriente del territorio nacional, adquiriendo gradualmente características estacionarias. Lo acompañara en niveles superiores un vórtice de núcleo frío, el cual causará advección de aire frío y divergencia. En niveles bajos se extenderá una línea de convergencia de humedad sobre el centro y sur del país.

La mezcla de varios factores atmosféricos darán origen a tormentas eléctricas, posiblemente acompañadas de viento fuerte, granizo y hasta tornados.

Los efectos de todos estos sistemas meteorológicos, en combinación con efectos térmicos y orográficos darán origen a lluvias intensas (75 a 100 mm por día) en los estados de Veracruz, Chiapas, Tabasco y Oaxaca. Así mismo, se prevén lluvias fuertes (25 a 50 mm por día) en Puebla, Chihuahua, Hidalgo, Tlaxcala y Campeche.

En los estados de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Durango, Zacatecas, Guanajuato, Querétaro, Estado de México y Ciudad de México se vaticinan lluvias moderadas (5 a 25 mm por día). Es importante señalar que en algunas zonas del centro del país podrían presentarse tornados, por lo que se recomienda tomar precauciones.

Temperaturas máximas de entre 35°C y 40°C en los estados de Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz, Nuevo León, Coahuila, San Luis Potosí, Tamaulipas, Baja California, Guerrero, Michoacán y Sonora. En zonas costeras, las sensaciones térmicas podrían alcanzar cerca de 50°C por efecto de la humedad.