AMLO NO DESCARTÓ LA POSIBLE REPATRIACIÓN DE ‘EL CHAPO’ GUZMÁN: “HAY VÍAS, NO SE PUEDE DECIR QUE NO”

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) ya está atendiendo la petición que el Joaquín El Chapo Guzmán Loera le hizo llegar en un escrito a través de sus representantes legales.

Contrario a lo que había declarado de manera preliminar el canciller Marcelo Ebrard – quien no visualizó probabilidades alguna -, el mandatario afirmó en su tradicional conferencia matutina que, al tratarse de una supuesta violación a los Derechos Humanos, se pueden “buscar vías e instancias internacionales”.

“Cuando se trata de Derechos Humanos hay vías e instancias internacionales. Entonces no es descartar (…) No se puede decir no, se tiene que argumentar”.

De acuerdo con lo comunicado por el abogado José Refugio Rodríguez Nuñes, el sinaloense habría sido víctima de tratos inhumanos perpetradas desde el 2017 cuando fue extraditado a territorio estadunidense durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, así como torturas psicológicas dentro de la prisión donde cumple su cadena perpetua.

“Joaquín me pidió a través de mensajes verbales que luchara por su regreso a México”, declaró para los micrófonos de Ciro Gómez Leyva abundando que a El Chapo se le ha presuntamente negado “ver el sol”, así como acceder a visitas o llamadas telefónicas con sus abogados y familiares. “La comida es de pésima calidad, nunca ha tenido visita de derechos humanos, no hay salud, estuvo enfermo de las muelas y en vez de curarlo, se las sacaran para que no estuviera molestando”, ahondó.

De ahí que el mandatario mexicano reiteró en su postura por en defensa de los Derechos Humanos “a cualquier persona”: “El principal de los Derechos Humanos, es el derecho a la vida. Entonces a cualquier persona se le tiene que garantizar ese derecho”, aseveró desde Palacio Nacional.

Pese a ello, el presidente aclaró que será la SRE la que determine si el Gobierno de México tiene facultades para interceder por el ex cabecilla de El Cártel de Sinaloa, recluido en el penal de máxima seguridad de ADX Florece, en Colorado, acusado de narcotráfico y uso de armas de forma violenta.

“Hay que ver si procede o no procede, si tenemos, como lo menciona Marcelo, facultad para hacerlo. Pero siempre hay que dejar la puerta abierta cuando se trata de Derechos Humanos”.

Fuente: Infobae.