EL SECRETARIO GENERAL DE LA ONU RECONOCIÓ QUE NO ATISBA EL FINAL DE LA GUERRA EN UCRANIA “EN EL FUTURO INMEDIATO”

El secretario general de la ONU, António Guterres, reconoció que no ve que la guerra en Ucrania pueda terminar “en el futuro inmediato”, por lo que ha llamado a seguir siendo solidarios con los ciudadanos que están sufriendo en carne propia los estragos de la invasión lanzada en febrero de 2022 por el presidente ruso, Vladimir Putin.

“Habrá un final, pero no lo veo en el futuro inmediato”, dijo Guterres, pesimista de que pueda haber “en este momento” un diálogo “serio” entre las autoridades ucranianas y las rusas. “Se necesita una solución basada en el Derecho Internacional y que respete la integridad territorial”, añadió.

En este sentido, desde el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), recordó que las dos partes tienen “ideas diferentes” sobre distintos aspectos, como puede ser “qué era el imperio ruso”, y advirtió de que “esto dificulta encontrar una solución”.

Por otra parte, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelensky, pidió hoy a los líderes políticos más rapidez en las decisiones sobre transferencia de armas a su país en el curso de su intervención en el Foro Económico Mundial de Davos, donde se guardó un minuto de silencio por las víctimas de un accidente de helicóptero en su país, entre ellos el ministro del Interior, Denis Monastirski.

“El mundo debe ser más rápido en suministrarnos misiles de defensa aéreos y tanques”, dijo Zelensky al intervenir por videoconferencia desde Kiev, pues consideró que el mundo no ha tomado decisiones con la rapidez que la situación de guerra requiere, una situación de la que Rusia saca provecho.

Zelensky agradeció al auditorio que guardara un minuto de silencio por los fallecidos en el accidente del helicóptero y por todos los muertos en la guerra, e hizo una comparación entre el poco tiempo que se necesita y el gran daño que se puede causar.

“El pasado 14 de enero, un misil ruso solo necesitó 3 minutos para matar a 45 personas al alcanzar un edificio de viviendas en Dnipro”, señaló.

Y por ello, insistió en varias ocasiones en la necesidad de que el mundo reaccione “con decisión y rapidez” a las acciones de Rusia, pues el presidente ruso, Vladimir Putin,-dijo- no dudó en tomar Crimea (en 2014) ni en atacar a Ucrania en 2022.

“Hay que acelerar el apoyo militar, el suministro a Ucrania de sistemas de defensa aéreos y tanques”, afirmó.

No obstante, se declaró convencido de que “el mundo civilizado” saldrá vencedor frente a la amenaza de Rusia y que esto se logrará con unidad.

A una pregunta del entrevistador sobre si la situación en el frente está estancada después de los éxitos conseguidos a final del año pasado por las fuerzas ucranianas, Zelensky respondió que la guerra sigue, las batallas son diarias en el este del país y que los ucranianos “seguimos fuertes y unidos, porque estamos motivados”.

Acerca del siniestro hoy del helicóptero cerca de Kiev que causó la muerte de la cúpula de Interior, incluido el ministro, y de varios niños de una guardería, Zelensky enfatizó que “no es un accidente, porque se debe a la guerra, es una de las consecuencias de la guerra”.

Y preguntado si temía en algún momento por su seguridad personal, el presidente ucraniano respondió: “No, no me preocupa, y no tengo nada más que añadir”, en medio de los aplausos del auditorio, entre quienes se encontraba su esposa, Olana Zelenska, presente en Davos desde ayer, martes.

Fuente; Infobae.