Los integrantes de una familia estuvieron a punto de morir intoxicados por el monóxido de carbono emanado de un bracero con el que buscaban combatir el frío, en Guadalupe, Nuevo León.

Protección Civil del estado, reportó los sucesos que se registraron en la calle Venus, en la colonia 2 de mayo, en el mencionado ayuntamiento.

La dependencia compartió que el padre de familia, identificado como Gregorio Antonio Martínez Alardín, de 42 años, reportó que encontró a sus seres queridos inconscientes,

El hombre salió de casa para rellenar un tanque de gas y cuando volvió uno de los menores del hogar había metido a una habitación un bracero.

Elementos de la Cruz Verde detallaron que los cinco integrantes de la familia presentaban síntomas de intoxicación por monóxido de carbono por lo que se les brindó oxigenoterapia.

Los intoxicados son: San Juanita Guadalupe Ceballos, de 33 años; Marisela Alardín López, de 68 años y los menores: Antonio Mateo, Marisela Isabel y María Fernanda Martínez Ceballos.