Mi testamento político se dará a conocer hasta que yo deje de existir, adelantó el presidente Andrés Manuel López Obrador al reiterar que su estado de salud «está muy bien».

Al ser cuestionado durante la mañanera de este lunes respecto a quién o quiénes se encuentra dirigida su herencia política, el mandatario mexicano no quiso abundar, pues en tono de broma señaló que «dejaría de ser un testamento».

Lo que sí precisó López Obrador fue la vigencia del mismo.

Claro esto aplica hasta que yo esté en el desempeño de mi función como presidente de la república y también en general, este testamento va a conocerse cuando yo deje de existir.

“Ya lo he dicho, de modo que todo va muy bien, me garantizaron los médicos que puedo seguir adelante, me siento bien de salud y con mucho ánimo con entusiasmo y con el compromiso de seguir adelante, de seguir llevando a cabo la transformación en beneficio del pueblo y de nuestro querido México», comentó.

El presidente volvió a mencionar que sería irresponsable no prever cualquier situación debido a sus antecedentes de salud y frente a esa posibilidad, consideró que hay que garantizar que se consume el proceso de transformación que encabeza.

De ahí que, al asumir la Presidencia de la República, le agregó un párrafo a su testamento político.

«Tengo desde hace algún tiempo un testamento y ya siendo presidente le agregué un texto que tiene como lo dije en el video, el propósito de que en el caso de que yo pierda la vida, se garantice la continuidad en el proceso de transformación y que no haya ingobernabilidad, que las cosas se den sin sobresaltos, sin afectar el desarrollo del país, garantizando siempre la estabilidad y el que se avance en el proyecto que hemos iniciado», remarcó López Obrador.

Sin proporcionar más detalles respecto al procedimiento de cateterismo al que fue sometido el viernes pasado en el Hospital Central Militar y cuándo será su próxima revisión, el presidente adelantó que este fin de semana retomará sus recorridos por el país y comenzará, sin el acompañamiento de los medios de comunicación, por los cinco estados donde cruzará el Tren Maya: Tabasco, Campeche, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo.

El recorrido que iniciará el viernes y concluirá el próximo domingo tiene como propósito, dijo López Obrador, supervisar los avances de la obra ferroviaria.

Fuente: Excelsior